Skip links

Festejo postergado – Ana Gerchunoff

Me recibí sin los huevos y harina que me habían prometido mis hijas y sobrinos, especialmente.

Hace cuatro años decidí terminar la carrera que hace 30 dejé en tercer año de Ciencias de la Comunicación. Con marido y tres hijas me transformé en estudiante universitaria. Cursé, hice prácticos con compañeros y compañeras y hasta fui a cumpleaños.

De los cuatro años, tres los cursé íntegros. Rendí libre varias materias y llegó el final de un sueño, era una deuda pendiente. Presentamos la tesis con Juan, un compañero, cuando comenzó a correr el virus. A la semana nos llegó el correo en donde nos decían que habíamos aprobado. Empezó el vértigo, nos comunicaron que la defensa debía ser virtual, teníamos que enviar un vídeo defendiendo nuestro trabajo. Se rompió la computadora de mí casa y nos teníamos que repartir en tres la de mí hija. En definitiva la primera y segunda cuarentena estuve distraída con la presentación de la tesis y luego con la defensa. Ahora espero la nota del final.

Sé que cuando termine la cuarentena tendré festejo y recibiré los huevos prometidos.

 

Ana Gerchunoff

54 años

Periodista (Trabajo en el Ministerio de Justicia de la Provincia de Córdoba)

Córdoba, Argentina

Dejar un comentario