Skip links

Valió la pena – Jorge Schuarzberg

Todo comenzó entre bancos largos de madera,

pizarrones verdes, tizas blancas

Mis cabellos largos y mi aire juvenil

Principiante con todo el empuje

Pasaron por mis aulas cientos de estudiantes

Tuve excelentes y brillantes compañeros

Como el profe Bastardas, que en paz descanse

Recuerdo como si fuera hoy

Las interminables planificaciones anuales

Hechas en papel y lápiz, artesanalmente

Recuerdo cuando a los chicos se les dictaba

Y todos copiaban sin chistar

Recuerdo esas carpetas gordas que tenían

Llenas de conocimientos adquiridos

Recuerdo cuando no existía el mail, 

Ni el celular, ni el CUIL, ni el CUIT 

Y las computadoras estaban sólo en los cibercafés

Todos estos recuerdos vienen a mi mente de a borbotones, 

¿Será que estaré envejeciendo?

28 años ya de docencia, mi primera escuela, el Iades

Fue casi una vida, en la cual hubo alegrías y sinsabores

Se fueron mis padres, ¡se fueron tantas cosas!

Hoy me debato entre mis cursos, 

La vicerrectoría y la pandemia de coronavirus

Los pizarrones ya son blancos, las tizas devinieron en marcadores

Los teléfonos en celulares, las cartas en mails.

Los televisores se achataron, aparecieron los CD y desaparecieron

Hoy todo es streaming, on line, pen drive, USB, bluetooth,

Skipe, ZOOM, ClassRoom, WhatsApp, Facebook, Instagram…

¿Qué nos pasó? 

Siento como que esos 28 años fueron un tsunami de cambios, 

A los que fue necesario ir adaptándose

¿Lo hice?, no lo sé, quizás hice lo que pude.

Ya tengo el pelo entrecano, un DNI con 16 millones

Cuando ya van por los 50…

Pero tengo una vida bien vivida, 

Siempre luchando por progresar

Y creo que valió la pena.

23/04/2020

Jorge Schuarzberg

Docente de matemática y contabilidad, vicerrector de escuela secundaria

55 años

Buenos Aires, Argentina

 

Dejar un comentario