Skip links

Tiempos de paradojas – María Elena Cordera

Mirando la realidad que hoy vivimos, vale preguntarnos: ¿Alguna vez pensamos que algo así nos tocaría? Pleno siglo XXI, pleno siglo de nuevos paradigmas, de comunicaciones al instante, de nuevas relaciones sociales, de grandes diferencias económicas, de dependencias entre países, de cultura globalizada, de  desaparición paulatina de los regionalismos y particularidades cada vez más escondidas detrás de las luces brillantes del mundo que, aunque alejadas, penetran a través de un celular.

De pronto, así como la inmediatez se instaló en nuestro mundo, así, rápidamente, fugazmente, apareció este pequeño monstruito que entró por el más grande… paradójicamente empezó su carrera en el lugar más rico, más floreciente y poblado del planeta… ¡Y parece que se convirtió en rey!!  Sin ningún alboroto ni grandes luminarias… entró despacio, no lo atendimos demasiado hasta que empezó a mostrarnos su peligro. 

Y aquí está… cruzando los mares, invadiendo continentes, desafiando climas, cambiando nuestras cabezas y costumbres… haciéndonos pensar de nuevo, obligándonos a rebobinar, a replegarnos un poco y sacar algunos hábitos que habían quedado en desuso.

Queridos amigos de Pro-Siif: el virus perfora nuestra vida cotidiana pero creemos que nosotros deberíamos encontrar en la crisis, la gran oportunidad de re- inventarnos, de sacar de nuestra galera creativa aquellas inquietudes que venimos guardando hace tiempo; aquellas experiencias que dejamos en el baúl de los recuerdos y hoy tenemos oportunidad de recrear, de re instalar como cuando éramos niños y vivíamos imaginando historias con los abuelos, con los amigos y familia. 

Este tiempo debería servir para armar nuevos escenarios, retomar las fotos en papel, revisar historias familiares para que nuestros hijos se enteren… contestar muchos interrogantes que el apuro escondió… poner luz y abrir el mundo desde el paradójico encierro hogareño…

Invitémonos a compartir un tiempo difícil pero saludable para nuestro ser interior. Y en lugar de sentir que nos guardamos por no poder salir, juguemos a emocionarnos juntos con todo lo que podemos descubrir en cada hijo, en cada mamá o papá, en cada hermano… ¡en nosotros mismos!

Entonces, cuando abramos las puertas de casa porque vencimos al virus… sorprendidos veremos que todo cambió y esta crisis trajo un nuevo y fortalecido despertar: El futuro nos encontrará más vigorosos para enfrentar otros desafíos. 

Desde Pro- Siif, esperamos que así sea: ¡nuestra salud integral, nos lo demanda!

Nota publicada en Facebook de Pro- Siif. 

15 /03/20

Fotografía congerdesignPixabay

 

María Elena Cordera

Presidente Fundación de Promoción de Salud Integral Infantil y Familiar (Pro-Siif)

Docente de posgrado (UNC y UCC)

 

Dejar un comentario