Skip links

Vocación y dignidad – Silvia Sandoval

Es increíble que todavía hoy haya gente que siga escribiendo que tenés que dar clase por vocación cobres o no, porque total sólo te importa la plata… No, no pago la luz, ni el gas, ningún impuesto me lo quieren cobrar de la vocación, las tarjetas de crédito tampoco me aceptan la vocación como forma de pago ni en el almacén.

Y cuando ya le pediste a familiares y amigos, y te termina dando plata tu papá que es jubilado y tuvo suerte de cobrar no como vos que el último sueldo que viste fue el de febrero, la vocación se te va al pozo ciego.

Me preguntaron el año pasado con mucha conmiseración: si necesitan algo avisen… dignidad necesito, lamentablemente la gente que me quiere, que tiene a un ser querido, amigo, familiar, no puede transferirle la dignidad. No sé como explicarlo, pero la vocación, la maravillosa vocación por la que elegimos esta profesión está siendo usada de pañuelito descartable. Me da bronca? No, solamente me duele porque todavía queda gente que insiste con «docente vago».

DOS SUELDOS NOS DEBEN: BASTA!!! Pandemia en Chubut sin salarios… estatales sin dignidad!

Silvia Valeria Sandoval

41 años

Docente 

Comodoro Rivadavia, Chubut, Argentina

 

Dejar un comentario