Skip links

Día 60: Terapia – Rita Santa Cruz

 

Desperté temprano. Estoy ansiosa. Espero mi hora de terapia.

Terapia por videollamada, prefiero a través de una llamada. La obra social, me concede la posibilidad.

Hacer terapia, analizarme. Descubrirme vulnerable. 

Saberme con miedos, y acariciarlos.

Terapia en cuarentena, no hay diván. Hay una voz que se pronuncia, y un otro que escucha. Intentando trabajar mi síntoma. 

Mi síntoma es repetir. Repito historia. Necesito elaborar, sanar, aceptar, y saberme.

En mi sesión espero que aflore lo que quiero, y necesito trabajar.

Trabajar mi elección, para elegir en función a mi deseo, sin repetir la historia. 

A veces siento que elegir no es elegir, que copio historia. Sin querer o queriendo.

Pero repito. Sin querer, sin saber, y sabiendo. 

Siempre sabemos, pero colocarle nombre es lo complejo. 

Mirarme al espejo, proyectar. 

Esperar la sesión, encontrarme.

La cuarentena me facilita está nueva modalidad. Acariciar con palabras, acomodar algunas partes, desacomodar otras. Y comprenderme.

Tener sesión, darle lugar a los miedos, pronunciar.  Animarse.

Siempre estamos a tiempo, con otra modalidad, con una voz que dice, y otra que escucha.

Tengo sesión, y tengo miedo de pronunciarte.

Porque decir tu nombre es decir Luis.  

Y Luis se llamó el primer novio de mamá. Luis Comba. 

Y Luis, se llamaba mi papá. Luis Santa Cruz. 

Luis, ahora.  Mi elección.

El chef. Y espero que pueda cruzar el puente. Y abrazarlo. 

 

Rita Santa Cruz

37 años

Vendedora

Córdoba, Argentina

 

 

Dejar un comentario