Skip links

Sobrevivientes – Alejandra P.

Aquí y ahora. Hoy es hoy. El presente ausente. El futuro anodino. El pasado presente.

No quiero eso. Quiero mis planes, quiero imaginar mi futuro, quiero construir lo que se viene. 

La pandemia nos convirtió en seres del presente que incita a vivir lo mejor que se pueda hoy; mañana se verá. La pandemia desmoronó ilusiones. 

Quiero mis ideas, quiero mis sueños para seguir adelante.

La pandemia me aburre. La pandemia me da asco. La pandemia nos acercó a la muerte, a la paranoia, a la tristeza. Nos llenó de angustia, de desesperación, de encierro. 

¿Dónde están las buenas noticias que pregonan algunos? La recuperación de la naturaleza, la revalorización de los vínculos, el vivir el momento… Mentiras para endulzar el hastío, la desolación, la distancia, la falta de abrazos y de abrigos. Mentiras que se despliegan para encontrarle algún sentido al sinsentido.

La enfermedad se metió en nuestras vidas, en nuestras almas, nos separó, nos enfrentó, nos quitó las ganas de seguir. 

La enfermedad nunca trae buenas noticias. La enfermedad es el miedo que se esparce con un virus de laboratorio, que nos mata de a poco, en una muerte lenta y oscura. 

Que alguien nos explique por qué merecemos este tiempo de zozobra colectiva, por qué paramos el mundo, por qué sobrevivimos.

 

Alejandra P.

52 años

Corredora inmobiliaria

Santa Cruz, Argentina

 

Foto de Anni Roenkae en Pexels

 

Dejar un comentario